Familias profesionales Familias profesionales

En el marco del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales la familia profesional de Seguridad y Medio Ambiente abarca un amplio conjunto de actividades, agrupadas para su estudio en tres áreas:

  • Gestión ambiental
  • Prevención de riesgos
  • Seguridad

Esta familia profesional es de reciente creación y está orientada a la identificación de competencias en el ámbito de las actividades de prevención de riesgos laborales (en las áreas de evaluación y control de los riesgos químicos, biológicos, físicos, ergonómicos y psicosociales relacionados con el lugar de trabajo), el ámbito de actividades medioambientales (relacionadas con la depuración del agua, gestión de residuos y control de plagas entre otras) y el ámbito de la seguridad.

El área profesional de Gestión ambiental está dirigida al estudio de competencias relacionadas con:

  • La limpieza en espacios abiertos e instalaciones industriales, y la recogida y clasificación de materiales recuperables, correspondientes al nivel 1 de cualificación
  • Operaciones de estaciones de tratamiento de aguas, gestión de residuos, servicios para el control de plagas, mantenimiento higiénico-sanitario de instalaciones, servicios para el control de organismos nocivos en instalaciones acuáticas, de superficies, materiales, equipos, muebles, instalaciones y aire (ambientes) entre otras, correspondientes al nivel 2 de cualificación
  • El control y protección del medio natural, gestión de servicios para el control de organismos nocivos, control de la contaminación atmosférica, de ruidos, vibraciones y aislamiento acústico, gestión ambiental y educación ambiental, correspondientes al nivel 3 de cualificación.

El área profesional de Prevención de riesgos está dirigida al estudio de competencias relacionadas con la identificación de los peligros del puesto de trabajo, propuesta de medidas preventivas, promover el cumplimiento de las normativas aplicables en esta materia, evaluación y control de los riesgos físicos, químicos, biológicos y ergonómicos, relacionados con el ambiente de trabajo y promover la utilización de los equipos de protección individual frente a estos riesgos.

El área profesional de Seguridad, está dirigida al estudio de competencias relacionadas con:

  • La vigilancia y seguridad privada, extinción de incendios, salvamento, guarderío rural y marítimo, cometidos operativos básicos y de seguridad militar, adiestramiento de base y educación canina, la recuperación de víctimas y objetos siniestrados con operaciones de vigilancia y control en el entorno acuático e hiperbárico y operaciones de vigilancia, extinción de incendios forestales y apoyo a contingencias en el medio natural y rural entre otras, correspondientes con el nivel 2 de cualificación
  • La gestión y coordinación en protección civil y emergencia, en emergencias acuáticas en aguas continentales e incendios forestales, así como la instrucción canina en operaciones de seguridad y protección civil entre otras, correspondientes con el nivel 3 de cualificación.

A nivel nacional, el incremento de estas actividades dependerá en gran medida de la coordinación de políticas y la planificación previa, incluyendo nueva formación para trabajadores y mejora de competencias.

Datos relevantes

Algunos datos relevantes del sector o sectores vinculados a esta familia profesional:

En el año 2017 la economía ambiental, definida como las actividades asociadas a la protección del medio ambiente y la gestión de los recursos naturales, supuso un 1,87% del Producto Interior Bruto (PIB), tres centésimas más que el año anterior. Generó un total de 274.000 empleos equivalentes a tiempo completo (lo que supone el 1,53% del total), con un crecimiento anual del 2,6%.

El Gasto Nacional en Protección Ambiental fue en 2017 de 18.187 millones de euros, lo que supone un aumento del 3,6% con respecto al año anterior y el 1,56% del PIB. La gestión de los residuos y de aguas residuales fueron las áreas en las que más se realizó este gasto (cerca del 80%). De este gasto, la industria destinó 2.519 millones de euros, lo que corresponde a un incremento del 1,2% con respecto al año anterior.

El sector con mayor empleo ambiental es el de "Suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación", que en el tercer trimestre de 2019 ocupó a 145.400 personas (un 21% mujeres y un 79% hombres), lo que supone un 14,8% de incremento con respecto al primer trimestre de 2017.

Las actividades económicas relacionadas con el servicio a edificios (limpieza y jardinería) ocuparon a 596.200 personas en el tercer trimestre de 2019 (63% mujeres y 37% hombres), un incremento de un 6,9% con respecto al primer trimestre de 2017.

Por otra parte, el sector de servicios de protección y seguridad empleó en el tercer trimestre de 2019 a un total 479.700 personas (87% hombres y 13% mujeres). Estos datos suponen un aumento del 13% con respecto al primer trimestre de 2017.

Fuente: Instituto Nacional de Estadística

Sector del Medio Ambiente

Los avances tecnológicos en el medio ambiente van dirigidos a la sostenibilidad del medio, es decir a mejorar la eficiencia de los procesos de producción gestionando eficientemente la utilización de recursos, disminuyendo su generación y favoreciendo la reutilización.

La Comisión Europea presentó en diciembre de 2015 el Plan de Acción para una Economía Circular en Europa. Las medidas que se indican en este Plan afectan a las diferentes etapas en el ciclo de vida de los productos como son el diseño, producción y consumo junto con la gestión y aprovechamiento de los residuos con el fin último de reducir los residuos al mínimo.

Así mismo, en la "Estrategia Europa 2020" para el crecimiento económico de la Unión Europea en la década 2010-2020 se incluye el uso eficiente de los recursos como un área prioritaria para conseguir los objetivos de crecimiento.

A nivel nacional la estrategia "España Circular 2030" representa el marco de actuación para facilitar y promover la transición hacia la economía circular, mediante la colaboración entre las diferentes administraciones territoriales y conjuntamente con los sectores económicos, los agentes sociales y los consumidores y ciudadanos. En este proceso de transición se necesitará de una mano de obra cualificada capaz de adaptarse a los cambios en el mercado laboral y para ello es de notable importancia la incorporación de acciones dirigidas a la formación y al fomento de este empleo.

Los estudios realizados indican que de aquí al año 2030 la economía circular puede generar un beneficio de 1,8 billones de euros en el conjunto de la Unión Europea, lo que supone 0,9 billones más que el actual modelo de economía lineal. En este mismo sentido, la Comisión Europea señala que la economía circular no sólo tendrá beneficios ambientales asociados a la correcta gestión de los residuos, a la protección del suelo, de las aguas, del aire, o del clima, sino que proporcionará beneficios económicos y sociales asociados. La Comisión estima un ahorro en materias primas por parte de la industria de 600.000 millones de euros (un 8% de la facturación anual de la UE en 2015). Igualmente, se estima que la creación de empleo represente en torno a 580.000 nuevos puestos de trabajo asociados al nuevo modelo. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que la transición hacia una economía más verde conllevará cambios en el volumen, composición y calidad del empleo, con efectos heterogéneos entre los diferentes sectores económicos, regiones y categorías de trabajadores.

Fuente: España Circular 2030. Estrategia española de Economía Circular. Borrador para información pública. Febrero 2018

Los empleos verdes son puestos de trabajo que contribuyen a la conservación, restauración y mejora del medio ambiente en cualquier sector económico (agricultura, industria, administración y servicios) Estos empleos reducen el impacto ambiental de las empresas y de los sectores económicos aumentando la eficiencia del consumo de energía, materias primas y agua, descarbonizando la economía y reduciendo la emisión de gases de efecto invernadero, minimizando o evitando cualquier forma de residuo y contaminación y restaurando los ecosistemas y la biodiversidad, permitiendo adaptarse al cambio climático.

Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el concepto de empleo verde resume la transformación de la actividad económica, lugares de trabajo, empresas y mercados laborales en una economía de bajo carbono y sostenible que ofrezca una oportunidad de empleo para todos.

La transición hacia una economía verde tiene potencial para crear millones de puestos de trabajo. Pero es posible que también conduzca a la reducción de personal en industrias con alta tasa de emisiones. Es difícil predecir la repercusión exacta puesto que las realidades nacionales son diversas. Sin embargo, la mayoría de los escenarios sugieren que el efecto neto será positivo.

Fuente: Perfil Ambiental de España 2015. Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Fuente: Informe de empleo verde en una economía sostenible. Observatorio de la Sostenibilidad en España y la Fundación Biodiversidad. 2010

Durante los últimos años la mayoría de mercados medioambientales han registrado crecimientos superiores al incremento industrial o al de la economía en general, y la tendencia observada en otros países europeos indica que continuará este aumento para luego estabilizarse.

  • El mercado del agua.

Según el "XV Estudio Nacional de Suministro de Agua Potable y Saneamiento en España" realizado en el año 2018 por la Asociación Española de Empresas Gestoras de los Servicios de Agua Urbana (AGA)/Asociación Española de Abastecimiento de Agua y Saneamiento (AEAS) el empleo en el sector del agua urbana es estable y cualificado. En 2016 el número de empleos directos era de 27.000, repartidos entre el abastecimiento (73% del total), alcantarillado (14%) y depuración (15%), cifra que correspondió con el 0,15% del total de ocupados en España. El 14% del personal es titulado superior o grado medio. Este resultado se ha mantenido estable durante la última década independientemente de la disminución de la tasa de empleo que se ha producido en otros sectores industriales. Sin embargo, la mayor parte de los empleos relacionados con este sector son indirectos o inducidos, con una ocupación total de más de 200.000 personas, que trabajan principalmente en pequeñas y medianas empresas.

En 2016 el 73% del agua urbana fue de uso doméstico, el 13% se dedicó al consumo industrial y comercial y el 14% restante se asignó a otros usos, como pueden ser los municipales o institucionales.

Fuente: Nota de prensa del XV Estudio Nacional de Suministro de Agua Potable y Saneamiento en España AGA/AEAS. 2018.

Según el estudio "La gestión del agua en España. Análisis y retos del ciclo urbano del agua" realizado por PriceWaterhouseCoopers (PwC) en 2018 un aumento en las inversiones para la gestión del agua en España podría llegar a suponer un incremento del 0,8% del PIB anual. Este impacto se expandiría a un gran número de sectores de actividad entre los que destaca sobre todo el de la construcción. Además, estas inversiones permitirían generar un total de unos 171.000 empleos equivalentes a tiempo completo de duración anual (FTE), lo que sería equivalente a más de 42.500 empleos FTE permanentes en el cuatrienio 2019-2022. Esto supondría un 0,97% de la ocupación total (empleos FTE) nacional. Entre los diferentes sectores económicos, el que más se vería beneficiado de esta situación serían los de la construcción y maquinaria. Así mismo, la recaudación fiscal en España aumentaría en 2,3 miles de millones de euros y se reducirían las pérdidas de agua en torno a un 21%. Esto supondría un ahorro de los costes de suministro y beneficios medioambientales, que junto con la mejora en la eficiencia energética podría conseguir un descenso de 150 miles Ton de CO2 al año.

Fuente: La gestión del agua en España. Análisis y retos del ciclo urbano del agua. PwC. 2018

  • El mercado global de gestión de residuos

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) la economía española generó 129,0 millones de residuos en 2016, un 0,1% menos que el año anterior. De estos, 3,2 millones correspondieron a residuos peligrosos (un 5,8% menos que en 2015) y 125,8 millones a residuos no peligrosos (cifra similar a la del año anterior). El 83,2% de los residuos generados en 2016 correspondieron a los sectores económicos y el 16,8% a los hogares. Las actividades que generaron mayor cantidad de residuos en el año 2016 fueron la industria y la construcción. Por su parte, los hogares como consumidores generaron un 4,5% más de residuos.

En 2016 se reciclaron 39,6 millones de toneladas de residuos, un 4,1% menos que en 2015. El 40,8% de esta cifra correspondió a residuos minerales (40,8%), el 23,0% a los metálicos y el 10,3% a papel y cartón.

En el tercer trimestre de 2019, 81.200 personas se encontraban ocupadas en el sector de recogida, tratamiento y eliminación de residuos, lo que supone un incremento del 19,2% con respecto a los datos del primer trimestre de 2017.

Fuente: Instituto Nacional de Estadística  

Según un estudio elaborado por Ecoembes y la Universidad de Málaga el reciclaje de los envases ha generado más de 42.000 empleos en los últimos años, de los que más de 9.000 corresponden a empleo directo, relacionados con la recogida la selección y el reciclaje.

Fuente: La actividad de Ecoembes y su impacto en la creación de empleo verde

  • El mercado de las energías renovables

Según el informe "Las energías renovables en el sistema eléctrico español" publicado en 2018 por la Red Eléctrica de España la potencia energética instalada de tipo renovable a nivel nacional fue de un 46,7% del total de la potencia nacional, siendo las principales fuentes de esta energía la eólica y la hidráulica. Así mismo, la generación de energía renovable supuso en ese año un 38% del total de la energía, mientras que en el año anterior este valor fue del 32%. Esta situación ha provocado una disminución importante de las emisiones de CO2 a la atmósfera.

En cuanto a la distribución geográfica de la potencia renovable, cinco comunidades autónomas produjeron casi el 70% de la potencia instalada en España: Castilla y León, Galicia, Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura. En comparación con el resto de países europeos, España ha subido de la sexta a la quinta posición en volumen de generación de energía renovable.

Fuente: Las energías renovables en el sistema eléctrico español. Red Eléctrica de España. 2018

Sector de Seguridad

Según el estudio "Sectores: Compañías de Seguridad" publicado por el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA D&B se estima que el sector de la seguridad privada realizará una facturación de más de 4.800 millones de euros en 2019, con un aumento del 4,5% sobre el año anterior. Dentro de las áreas de actividad de este sector la principal es la referente a los servicios de vigilancia si bien son las actividades de instalación, mantenimiento y conexión a centrales receptoras de alarmas (CRA) de sistemas electrónicos las que han actuado como principal motor en este crecimiento.

Fuente: Nota de prensa del Estudio sectores: Compañías de Seguridad. Observatorio Sectorial DBK de INFORMA D&B. 2019

Regulación profesional

En esta familia profesional se reconocen profesiones reguladas, tales como: vigilantes de seguridad, guardias particulares de campo, guardas de caza, guardapesca marítimo, aplicadores de biocidas, responsables técnicos de servicios biocidas, Técnicos Superiores en Prevención de Riesgos Profesionales, trabajadores forestales, operadores de mantenimiento de instalaciones acuáticas, operadores de mantenimiento higiénico sanitario de instalaciones para la prevención y control de legionelosis, Técnicos Superiores en Salud Medioambiental, buceadores instructores, buceadores de primera clase y bucedadores de segunda clase.

Transversalidad

Esta Familia Profesional tiene elementos de transversalidad con varias Familias Profesionales: Marítimo-Pesquera, Actividades Físicas y Deportivas, Servicios Socioculturales y a la Comunidad y Sanidad. Así mismo se interrelaciona, por los servicios que genera, con la mayoría de los sectores productivos.

Formación Profesional

La Ley Orgánica 5/2002, de 20 de junio, establece que las Cualificaciones Profesionales se acreditan en los títulos de formación profesional y los certificados de profesionalidad, que tienen carácter oficial y validez en todo el territorio nacional. Ver los ciclos formativos (títulos) de FP y los certificados de profesionalidad que acreditan las cualificaciones de esta familia profesional en esta misma web: enlace.

En cuanto a alumnado matriculado en ciclos formativos de FP, distribución porcentual de ocupados por ocupación y otras informaciones de interés, consultar el informe Datos y Cifras para el curso escolar 2020-2021 del Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Cualificaciones

Se han publicado en BOE mediante Real Decreto un total de 26 cualificaciones de esta familia profesional. Ver en detalle en la pestaña "Cualificaciones".

Se está trabajando en la actualización de algunas de ellas. Igualmente se está recogiendo información prospectiva sobre los cambios y tendencias de los diferentes perfiles profesionales que permitan identificar y desarrollar nuevas cualificaciones.