En el marco del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales la familia profesional de  Agraria abarca un amplio conjunto de actividades productivas, agrupadas para su estudio en cuatro áreas:

  • Agricultura
  • Forestal
  • Ganadería
  • Jardinería

Las singulares variables que afectan al sector agrario: diferencias regionales, estructura empresarial, régimen de tenencia y distribución de la tierra, tipología y orientación de las explotaciones, variedad de producciones, grado de tecnificación o carácter multidisciplinar, repercuten en la configuración de los perfiles competenciales en una única familia profesional que reúne toda la actividad agrícola, ganadera y forestal.

El área de Agricultura está constituida por cualificaciones de tratamientos agroquímicos y biológicos, cultivos herbáceos y leñosos, horticultura y floricultura, agricultura ecológica, incluyéndose el manejo y mantenimiento de maquinaria agrícola.

El área de Forestal está constituida por actividades asociadas al aprovechamiento forestal, mejora de montes y mantenimiento, así como mejora del hábitat cinegético-piscícola. 

El área de Ganadería es de una gran variabilidad, contiene actividades referidas a la producción intensiva de porcinos, bovinos, caprinos, avícola y cunícola, producción de animales cinegéticos, animales utilizados con fines de  investigación, cuidados de animales salvajes, de zoológicos y acuarios,  cría del caballo, apicultura, ganadería ecológica y cuidados higiénicos y estéticos de animales de compañía. 

El área de Jardinería se compone de cualificaciones relacionadas con viveros, jardines, y floristería, tales como la producción de semillas y plantas, mantenimiento de céspedes y arte floral.

La Unión Europea se enfrenta a un proceso de transformación estructural, productiva y laboral de la agricultura. Obligan a ello la liberalización del comercio mundial, la ampliación europea, la reforma de las políticas comunitarias, el desarrollo tecnológico, el aumento de las exigencias medioambientales y las nuevas demandas de calidad y seguridad alimentaria por parte de los consumidores. Esta problemática tiende a agudizarse en algunos de sus rasgos en el caso español y exige articular medidas que contribuyan a garantizar el desarrollo sostenible del sector. Por ende, las cualificaciones, hoy más que nunca, contemplan aquellas competencias que definen a un profesional capacitado para responder a estos retos.

Datos macroeconómicos

El sector agrario en España es un sector estratégico con gran importancia económica, social, territorial y medioambiental. Lo corrobora el hecho de que la mitad de la superficie de España se destina a actividades agrícolas o ganaderas.

El sector de frutas y hortalizas ha consolidado su posición como primer subsector agrario en España aumentando además su valor de la producción hasta los 13.200 millones de euros. Tal es su importancia que solo el sector hortofrutícola aporta el 51% de la producción vegetal y el 30% de la producción de agraria. España, con un 25% de la producción comunitaria, se sitúa como el segundo país productor de la UE por detrás de Italia y como sexto país productor a nivel mundial.

Otro sector destacado es el del aceite de oliva, con una participación del 10% en la producción vegetal y el 6% en la producción  agraria. España, con el 63% de la producción comunitaria y el 43% de la producción mundial, es el primer productor de aceite de oliva en la UE y en el mundo.

El sector del vino aporta el 4% de la producción vegetal y el 2,3% de la producción de agraria. España es el tercer productor de vino en la UE, y el tercer productor a nivel mundial tras Italia y Francia, siendo el principal país del mundo en superficie de viñedo.

Por lo que respecta a los sectores ganaderos, merece una especial atención el sector porcino, el más importante de nuestra ganadería aportando un 14% de la producción de agraria y un 37% de la producción ganadera. Con un 16% de la producción comunitaria, España es el segundo productor europeo por detrás de Alemania.

La innovación en el sector agrario juega un papel fundamental y de interés creciente. Cabe destacar también la importancia de  la incorporación de jóvenes agricultores que dinamicen y rejuvenezcan los distintos subsectores.

Fuente: Secretaría General de Agricultura y Alimentación a través de Euroganadería  2019.

Transversalidad

La familia profesional Agraria presenta Unidades de Competencia comunes o  transversales a otras familias. Tal es el caso de Actividades Físicas y Deportivas y Servicios Socioculturales y a la Comunidad.

Formación Profesional

La oferta formativa de Agraria consta de Ciclos Formativos LOE-LOMCE, Ciclos Formativos LOGSE (antiguos) y Certificados de Profesionalidad.

Según fuentes del Ministerio de Educación y Formación Profesional, el número de alumnos matriculados en esta familia profesional durante el curso 2017/18,  fue de 4.216 alumnos en FP Básica, 7.084 en Ciclos de Grado Medio y 6.896 en Ciclos de Grado Superior. 

Hay 45 Certificados de Profesionalidad asociados a esta familia.

Cualificaciones

La Familia Profesional Agraria está constituida por un total de cuarenta y siete cualificaciones publicadas en BOE. Ver detalle de cada una en la pestaña "Cualificaciones". 

Cualificaciones que originariamente estaban incluidas en Sanidad, como Cuidados de Animales Salvajes, de Zoológicos y Acuarios; Asistencia en los Controles Sanitarios en Mataderos, Establecimientos de Manipulación de Caza y Salas de Despiece; Asistencia a la Atención Clínica en Centros Veterinarios, entre otras, han sido traspasadas a la familia profesional de Agraria, en concreto al Área de Ganadería.

Recientemente se han elaborado cualificaciones nuevas referidas a Cuidados higiénicos y estéticos de animales de compañía, así como a Cría, venta y custodia de animales de compañía.