Familias profesionales Familias profesionales

 

El marco de referencia para delimitar las cualificaciones profesionales en Imagen Personal parte del análisis de las actividades profesionales referidas a dos áreas definidas por el INCUAL:

  • Peluquería
  • Estética

El sector de la imagen personal hace referencia a todos los servicios que van dirigidos al cuidado del aspecto físico y bienestar de las personas. Aplicando protocolos de trabajos técnicos de peluquería para el cuidado y el embellecimiento del cabello, masaje capilar, tratamientos capilares, arreglo y rasurado de barba y bigote, realizando y adaptando prótesis capilares.

Realizando tratamientos estéticos faciales y corporales en función de las necesidades y demandas del cliente, aplicando técnicas cosmetológicas, electroestéticas, de masaje y drenaje linfático, bronceado, depilación eléctrica, foto-depilación, micropigmentación y estilos de maquillaje social; embellecimiento de las uñas, elaborando uñas artificiales, y  vendiendo y asesorando sobre los productos y servicios estéticos conforme a criterios de higiene, seguridad, salud y calidad.

Realizando técnicas de caracterización de personajes para medios audiovisuales y escénicos en función de proyectos artísticos y condicionantes técnicos, económicos y humanos; planificando y coordinando el trabajo de los profesionales que intervienen en el proceso, elaborando bocetos y utilizando técnicas de peluquería, posticería, maquillaje, prótesis y efectos especiales de maquillaje, en condiciones óptimas de seguridad e higiene.

Asesorando a los clientes en las diferentes áreas que conforman la imagen personal: cuidados estéticos faciales y corporales, maquillaje, peluquería, vestuario, usos sociales y comunicación, realizando propuestas de cambio integral o parcial, para conseguir los objetivos propuestos y acordados, prestando un servicio de calidad.

En una sociedad cada vez más preocupada por la imagen y que demanda un mayor grado de servicios personales de calidad, estas actividades se han diversificado con el objeto de dar respuesta a las necesidades de la sociedad.

La incorporación del hombre como usuario de este sector, augura un buen futuro, impulsado en parte por el aumento del poder adquisitivo de la población.

El sector de la Imagen Personal evoluciona hacia nuevas y más elevadas demandas de productos y servicios, lo que recae en mayor necesidad de formación y actualización de los profesionales. Aparecen así nuevas competencias e incluso nuevas cualificaciones.

En el ámbito de la peluquería, si bien los cambios tecnológicos no han sido tan relevantes como para producir modificaciones en los procesos de trabajo, sí se observa una gran evolución en la cosmética capilar, no sólo en cuanto a higiene, mantenimiento y protección del cabello, sino también en la cosmética decorativa y de tratamiento. Cabe destacar, sobre esto último, la incorporación de nuevas tecnologías y aparatos dedicados a tratamientos capilares. También se han incorporado programas informáticos a fin de poder proponer, visualmente, cambios de imagen a los clientes.

En el ámbito de la estética y los tratamientos de belleza es donde las actividades profesionales han experimentado más cambios, incorporando al concepto de estética para la belleza, el de estética del bienestar. La incorporación de nuevas tecnologías ha revolucionado, los tratamientos de belleza (aparatología, nuevos sistemas de depilación, rejuvenecimiento, remodelado, etc.) y la cosmetología (nuevos principios activos y formas cosméticas). Así como el cuidado de la piel, cuero cabelludo y uñas de las personas que están recibiendo tratamiento oncológico, unido a la labor de apoyo y reconocimiento.

En el ámbito de la asesoría de imagen, la evolución ha sido muy positiva, cada vez son más las empresas y medios en los que estos profesionales son imprescindibles. La creación de microempresas dedicadas al estilismo es la vía que acumula la mayoría de ofertas, seguido las tiendas de ropa y complementos, y los hoteles ya que algunos incorporan la figura del `personal shopper¿ como un servicio más que ofrecer a sus clientes.

En el ámbito de la caracterización, la evolución ha sido muy amplia, el diseño de personajes en 3D y las técnicas a aplicar para conseguirlo, incluyendo la creación de otros complementos que pueden ayudar a la caracterización, como pueden ser: prótesis faciales y corporales, postizos, pelucas o maquillajes especiales, han ido creando un sector altamente especializado que trabaja de forma autónoma, o para la televisión, el teatro (entre otros, los grandes musicales tan en boga en este país), el cine, la publicidad, o alguna firma comercial como probadores de maquillaje, etc.

Datos macroeconómicos

En esta actividad económica se calcula que trabajan unas 150.000 personas de forma directa, con una rentabilidad basada en el número de empleados dedicados, en donde predomina el empleo de mujeres y que cubre una necesidad básica de la población.

El volumen de negocio generado por los establecimientos de peluquería y estética creció un 2% entre los años 2015-2016, en un escenario de buen comportamiento del consumo privado, alcanzando unas ventas al cierre de 2016, de 3.670 millones de euros. En concreto, por tipo de establecimiento, la facturación de las peluquerías contabilizó un aumento del 1,8%, hasta alcanzar una cifra provisional de 2.850 millones de euros, lo que supuso el 77,7% del total. Por su parte, las ventas en los centros de estética crecieron un 2,5%, cifrándose en 820 millones de euros.

En los últimos años se ha registrado un progresivo incremento de los establecimientos integrados en centros comerciales, en cadenas o en franquicias, los cuales alcanzan ya cerca del 20% del total, frente a la pérdida de peso de los establecimientos independientes.

Profesiones Reguladas

El sector de la Imagen Personal no es una actividad regulada, tan solo los aspectos relativos a las condiciones higiénico-sanitarias en los establecimientos de peluquería, institutos de belleza y centros de estética, está normalizado por las comunidades autónomas y ayuntamientos, donde se recogen las características del local y normativa sobre seguridad e higiene, así como dependencias y otros aspectos técnicos.

En el ámbito estatal se ha regulado la venta y utilización de aparatos de bronceado mediante radiaciones ultravioletas, por el Real Decreto 1002/2002, de 27 de septiembre, que ha sido dictado al amparo de lo establecido en el artículo 149.1.16.ª de la Constitución y desarrolla lo establecido en los artículos 24,25.2 y 40 de la Ley 14/1986 de 25 de abril, General de Sanidad, y en los artículos 3.2 y 5 de la Ley 26/1984, de 19 de julio, General para la Defensa de Consumidores y Usuarios.

La legislación sanitaria española regula todos los aspectos relacionados con la fabricación, comercialización y uso de los productos de micropigmentación, tatuaje y piercing, de acuerdo con la Legislación Europea. La Comunidades Autónomas han desarrollado decretos que establecen las normas sanitarias que deben cumplir los establecimientos que se dedican a prácticas de tatuaje, micropigmentación, o piercing, así como de implantar las medidas higiénico-sanitarias básicas que deberán observar los profesionales que las realicen.

Estas nuevas pautas provocan también una mayor exigencia de competencias y cualificación a los profesionales del sector.

Formación Profesional

En lo referente a la F.P. Específica de Imagen Personal, según fuentes de la Subdirección General de Estadística del Ministerio de Educación Cultura y Deporte, el número total de alumnos matriculados en los ciclos LOGSE y LOE durante el curso 2014/15, fue de 36.683.

Destacar que también existe una gran oferta de cursos dirigidos a la F.P. Ocupacional y a la F.P. Continua.

Todas las cualificaciones profesionales de esta familia están recogidas en los 7 Títulos de F.P. correspondientes y en los 14 Certificados de Profesionalidad.

Cualificaciones

La familia profesional de Imagen Personal ha finalizado hasta ahora catorce cualificaciones, publicadas por Real Decreto en BOE y distribuidas en tres niveles: dos de nivel 1, tres de nivel 2 y nueve de nivel 3. De todas estas ya se han actualizado tres que han sido publicadas por Orden Ministerial, y se está trabajando sobre siete cualificaciones con sus correspondientes grupos de trabajo.