Familias profesionales Familias profesionales

El marco de referencia para delimitar las Cualificaciones Profesionales en Edificación y Obra Civil parte del análisis de las actividades profesionales referidas a cinco grandes áreas definidas por el INCUAL:

  • Albañilería y acabados
  • Estructuras
  • Colocación y Montaje
  • Proyectos y seguimiento de obras
  • Maquinaria de Construcción

El área profesional de Albañilería y acabado se compone de empresas dedicadas a la Construcción de edificios residenciales, no residenciales, carreteras y autopistas, vías férreas de superficie y subterráneas, de puentes y túneles, redes para fluidos, redes eléctricas y de telecomunicaciones, rehabilitación de edificios residenciales y no residenciales, entre otras.

El área profesional de Estructuras se compone de empresas dedicadas a la conservación y mantenimiento de infraestructuras, operaciones de hormigón, de encofrados, ferrallado, levantamientos y replanteos, armaduras pasivas para hormigón, entre otras.

El área profesional de Colocación y Montaje se compone de empresas dedicadas a la impermeabilización, revestimientos ligeros y técnicos, revestimientos de suelos y paredes, revestimientos, continuos, construcción de cubiertas, solados y alicatados, entre otras.

El área profesional de Proyectos y seguimiento de obras se compone de empresas dedicadas a la representación de proyectos de edificación y obra civil, control de ejecución de obras civiles, control de proyectos y obras de construcción, entre otras.

El área profesional de Maquinaria de Construcción de obras se compone de empresas dedicadas a la excavación, demolición, preparación de terrenos, maquinaria de movimientos de tierras, aparatos elevadores, medios auxiliares, equipos manuales, entre otras.

La evolución del empleo en el sector ha sido fuertemente descendente en las tres ramas, pero más en el caso de la construcción de edificios, que tiene un volumen de empleo en 2015 un 73,5% menor que en 2008, mientras que en la obra civil el descenso ha sido del 40,8% y en la construcción especializada del 43%.

A medio plazo, las oportunidades futuras para el sector de la construcción están en diferentes ámbitos:

  • Las infraestructuras de transportes (mantenimiento, desarrollo e impulso de las infraestructuras ferroviarias, infraestructuras de transporte multimodal o redes transeuropeas de transporte).
  • Las infraestructuras energéticas, las relacionadas con las interconexiones (eléctricas, gasistas y de dióxido de carbono), con el desarrollo de energías renovables y con inversiones que mejoren la eficiencia energética.
  • Las infraestructuras hídricas (regulación de cauces, captaciones y conexiones intra e intercuencas), en equipamientos e infraestructuras del ciclo integral del agua urbana.
  • La rehabilitación de viviendas y edificios

Datos Macroeconómicos

La industria de la construcción contempla la actividad de dos subsectores: la edificación y la obra civil. Dentro del primero suelen recogerse, además, tres segmentos, denominados residencial, no residencial y rehabilitación. Todas estas actividades presentan características, problemas y potencialidades propios que, además, les lleva a mostrar comportamientos cíclicos distintos.

La edificación residencial se relaciona sobre todo con el mercado de la vivienda, respondiendo a los desajustes entre oferta y demanda y propenso a sufrir movimientos especulativos. La edificación no residencial, es decir aquella destinada a usos distintos de la vivienda y a equipamientos, principalmente relacionados con instalaciones para la actividad productiva, suele variar con las expectativas empresariales o de negocio y su impacto sobre las decisiones de inversión. Por último, la obra civil responde fundamentalmente a la inversión de las Administraciones públicas en infraestructuras y por tanto su evolución responde a las decisiones presupuestarias.

El subsector de la edificación representó en 2014, el 78% del valor nominal total de la producción de construcción, frente al 22% correspondiente a la obra civil. Dentro del subsector de la edificación, en ese ejercicio, el de rehabilitación y mantenimiento fue el que aportó un mayor porcentaje de producción (32%) al total, seguido de la edificación residencial y de la no residencial con un 27% y un 19%, respectivamente.

Estos porcentajes se han modificado sustancialmente a lo largo de los últimos años, mostrando, en los primeros años de crisis, un mayor peso de la obra civil por la caída de la actividad en el segmento residencial, y evolucionando desde 2010 hacia la estructura actual a partir de la aplicación de ajustes presupuestarios severos en las cuentas públicas, que han recaído principalmente en la inversión pública y, con ello, en una menor producción de la obra civil.

En 2015 el número de empresas dedicadas a la construcción en España era de 405.849. Durante los años de crisis, desde 2008, la caída de este número fue la más intensa del conjunto de empresas españolas, un 37,8% frente al 8,9%, descenso medio del número de empresas en España. De este modo, las empresas constructoras representan el 13% del tejido empresarial español en 2015, frente al 18% en 2008.

Del total de empresas dedicadas a la construcción en 2015, un 55% realizaban construcción de edificios, (tanto promoción inmobiliaria como construcción de edificios propiamente dicha), un 42% actividades de construcción especializadas (demolición, instalaciones específicas o acabados) y el resto, un 3%, se dedicaban a la ingeniería civil (construcciones de infraestructuras de transporte o de redes, entre otras).

Profesiones Reguladas

En esta familia profesional existen dos profesiones reguladas, que son la de Decorador y la de Delineante.

Transversalidad

Comparte competencias transversales con otras familias profesionales tales como:

  • Industrias Extractivas: elaboración, colocación de piedra natural.

  • Madera, Mueble y Corcho: montaje e instalación de construcciones de madera.

  • Textil, Confección y Piel: en operaciones auxiliares de ennoblecimiento textil en la manipulación de cargas con puentes-grúa y polipastos.

Formación Profesional

El total de personas empleadas, durante el año 2014, en el sector de la construcción fue de 991.202 de las cuales 784.207 son asalariados y el resto 206.995 son personal no remunerado. En 2015, el 43,5% de los ocupados en el sector correspondía a operarios cualificados y especializados.

En FP Específica, las alumnas y alumnos matriculados en el curso 2014/15, asciende a la totalidad de 6524, un 30% menos que hace diez años, debido a la crisis sufrida en el sector de la construcción, distribuido en Formación Profesional Básica (384), Grado Medio (896) y Grado Superior (5244).

En cuanto a Certificados de Profesionalidad, en esta familia profesional se han desarrollado 24 Certificados de Profesionalidad, 5 de Nivel 1, 13 de Nivel 2 y 6 de Nivel 3.

La mayor parte de la formación profesional se desarrolla en el seno de las propias empresas o a través de Certificados de Profesionalidad en centros de formación para el empleo. En al año 2014 la Fundación Laboral de la Construcción formó a 78.000 trabajadores, un 15,8% más que en 2013.

Cualificaciones

El grupo de trabajo de Edificación y Obra Civil ha elaborado 24 cualificaciones hasta el día de hoy, publicadas todas por Real Decreto en el BOE. Tres cualificaciones actualizadas por Orden Ministerial, y estamos elaborando otras de maquinaria de movimiento de tierras.