En el marco del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales la familia profesional de Industrias Alimentarias abarca un amplio conjunto de actividades productivas, agrupadas para su estudio en ocho áreas:

  • Aceites y grasas
  • Alimentos diversos
  • Bebidas
  • Cárnicas
  • Conservas vegetales
  • Lácteos
  • Panadería, pastelería, confitería y molinería
  • Productos de la pesca

El área de Aceites y grasas está constituida por las actividades relacionadas con la obtención de los distintos tipos de aceites y grasas de origen vegetal. En la categoría de aceites se incluyen los siguientes: de oliva, de girasol, de maíz, de soja, de semillas y de orujo. La grasa vegetal objeto de este área profesional tiene su origen en los aceites de oliva, girasol, maíz, en las aceitunas y los frutos secos. 

El área profesional de Alimentos diversos incluye el proceso de extracción de azúcar a partir de la caña de azúcar y la remolacha azucarera. Entre los alimentos diversos figuran: el café, productos de alimentación animal y productos extrusados. Este proceso mecánico de inducción de energía térmica y mecánica, se aplica al alimento procesado a alta presión y temperatura (en el intervalo de 100-180ºC), durante un breve espacio de tiempo. Como resultado, se producen una serie de cambios en la forma, estructura y composición del producto y se obtienen otros nuevos en distintos sectores (alimentación animal, acuicultura, snack y aperitivos, cereales para desayuno, productos para confitería, alimentación infantil, análogos de carne, etc.).

El área de Bebidas está formada por dos bloques diferenciados: por un lado las actividades destinadas a la obtención de bebidas alcohólicas y por otro las destinadas a la obtención de bebidas analcohólicas. 

Entre las bebidas alcohólicas se incluye la elaboración de los distintos tipos de vinos con calidad diferencial (denominaciones de origen y similares), blancos, tintos, rosados, claretes, generosos, espumosos, gasificados, licorosos, bebidas espirituosas: aquellas bebidas con contenido alcohólico procedentes de la destilación de materias primas agrícolas (uva, cereales, frutos secos, remolacha, caña, fruta, etc.). Se trata de productos como el brandy, el whisky, el ron, la ginebra, el vodka o los licores y aperitivos vínicos: vermuts. Incluye también las cervezas en sus distintas versiones: blancas, tostadas y negras, así como la obtención de alcoholes destilados.

En el grupo de bebidas analcohólicas se incluyen aquellas que no contienen alcohol. Entre estas figuran los zumos (naranja, piña, melocotón), bebidas de cola, los jugos o concentrado de frutas, té de naranja o melocotón, la cerveza con cero grados de alcohol, refrescantes sin contenido alcohólico, incluyendo también la obtención de agua mineral sin gas o con gas.

El área Cárnicas comprende las actividades relacionadas con la preparación y procesado de productos de origen cárnico, clasificados en los siguientes tipos: carne fresca, congelada y  transformada.

La categoría de carne fresca incluye los siguientes tipos: de vacuno, de pollo, de ovino/caprino, de cerdo, de conejo, otras carnes frescas como avestruz o pavo, despojos de ternera, de pollo, de cordero, de cerdo o de otras procedencias. La categoría de carne transformada/procesada incluye los siguientes tipos: jamón curado y paleta, lomo embuchado normal e ibérico, chorizos, salchichón y salami, fuet y longanizas, jamón cocido, paleta cocida y fiambres. Dentro de esta área se encuadran también los mataderos.

Las competencias más importantes a destacar dentro de esta área profesional son la obtención de canales, deshuesado, fileteado, lonchado, entre otras, incluyendo también la comercialización en pequeñas y grandes superficies.   

El área de Conservas vegetales comprende la preparación y obtención de productos de origen vegetal, clasificados en dos bloques: frescos y en conserva, siendo estos últimos los que conllevan una transformación de la materia prima. En el primer grupo de frescos se encuentran los productos de "Cuarta gama", a granel y dentro de estos se incluyen también los congelados y ultracongelados. En el primer grupo de "Cuarta gama" se incluyen hortalizas y frutas frescas limpias, troceadas y envasadas para su consumo; el producto mantiene sus propiedades naturales y frescas, pero con la diferencia que ya viene lavado, troceado, envasado y tiene una fecha de caducidad alrededor de 7 a 10 días. Por otro lado, los congelados y ultracongelados que se someten al frío después de recolectarlos, permitiendo que su almacenaje para el consumo sea más prolongado, pudiendo llegar en algunos casos hasta varios meses. En el segundo grupo, se encuentran las conservas que son productos transformados, tales como: espárragos, tomates, pimiento y otras; verduras, legumbres champiñón; elaborados de pulpas de frutas, mermeladas, jaleas y platos preparados en los que el producto predominante es el vegetal, encurtidos.

El área de Lacteos incluye la fabricación de productos derivados del fraccionamiento de la leche: quesos con calidad diferencial (denominaciones de origen y similares), mantequillas, producción de leche líquida y otros derivados como la leche en polvo que se utiliza en una amplia gama de productos  alimentarios, leche condensada, así como la grasa de la leche descremada que puede ir a  mantequillas  o natas, los sueros de  algunos quesos pueden destinarse a zumos; otro gran derivado lácteo son los helados, yogures y postres lácteos.

El área de Panadería, pastelería, confitería y molinería comprende la fabricación de productos panaderos, pasteleros y de confitería. En la categoría de productos de panadería se incluyen los siguientes tipos de panes: pan fresco/congelado (envasado o a granel), pan industrial (fresco o seco). Se incluyen también los productos de bollería, pastelería, galletas, cereales y productos navideños, diferenciando la panadería dulce y la salada, así como los distintos productos  para celiacos o diabéticos.

El área Productos de la pesca abarca actividades relacionadas con la preparación y procesado de productos de origen marino. En esta categoría se incluyen los siguientes tipos: pescados frescos, congelados, mariscos / moluscos / crustáceos, conservas de pescados y de moluscos.

En esta área profesional las competencias que se adquieren, además de las de manipulación de pescados en lonjas y pescaderías, son las de control de proceso a nivel industrial, incluyéndose también las de comercialización, tanto en pequeñas como en grandes superficies. 

La evolución tecnológica del sector es cada vez más patente ya que se impone en las líneas de producción de las empresas el manejo de ordenadores y paneles de control en creciente automatización. En el contexto normativo, se está incidiendo sobre la trazabilidad, la seguridad alimentaria y la conservación del entorno. Estos cambios afectan a las cualificaciones que, cada vez más, deben cubrir el control de procesos totalmente automatizados y abarcan más contenidos normativo-legislativos.

Datos relevantes

Algunos datos relevantes del sector o sectores vinculados a esta familia profesional:

En la Unión Europea, la industria alimentaria es la principal actividad de la industria manufacturera, representando el 14,6% de las ventas y un valor superior a los 1.244.000 millones de euros, con un incremento del 17,1% respecto al año anterior (Food Drink Europa 2017).

Cuenta con unas 289.000 empresas que dan empleo a 4,22 millones de personas, representan el 49,6% del total de las ventas del sector alimentario y el 63,3% del conjunto de los puestos de trabajo que genera. El 95,4% de dichas empresas son Pymes con menos de 50 empleados, y un 78,8% tienen menos de 10 trabajadores.

La industria alimentaria española ocupa el quinto puesto en valor de ventas con un 7,5%, tras Alemania (14,1%), Francia (12,8%), Italia (10,6%) y Reino Unido (9,1%). En España, la industria de alimentación y bebidas es la primera rama industrial, según la última Encuesta Industrial de Empresas del INE, representando el 20,5% de las ventas netas de producto, el 18,3% de las personas ocupadas, el 17,8% de las inversiones netas en activos materiales y el 15,5% del valor añadido. Y en número de empresas, supone el 14,3% del total de empresas del sector industrial español.

Cuenta con 28.018 empresas (14,4% del sector industrial español) que dan empleo a 353.965 personas (18,3% del sector industrial), con 93.396 M€ de ventas netas (20,5% del sector industrial) y 19.721 M€ de valor añadido (15,5% del sector industrial), lo que representa el 1,9% del PIB español, una décima más que lo que representaba en 2014. El 96,3% de dichas empresas cuentan con menos de 50 empleados, y un 78,9% tienen menos de 10 trabajadores.

El número de personas ocupadas en la industria alimentaria española supone en torno al 2% de las personas totales ocupadas. En cuanto a la Inversión neta en activos materiales, hay que destacar el aumento registrado, con una mayor incidencia en la industria alimentaria, donde se está invirtiendo por este concepto más del doble que en el total del sector industrial.

Los productos exportados más representativos en 2016 han sido Carne de porcino fresca o refrigerada (3.207 M€); Carne de bovino fresca, refrigerada / congelada (609 M€), Conservas y preparados de carne (520 M€) y Carnes en salmuera o ahumadas (324 M€).

Es importante señalar que el Subsector de Aceites y grasas exportó en 2016 un 16% más que el año anterior, el subsector Industria cárnica un 14% y el de Industria del pescado un 11%.

Han incrementado sus exportaciones ligeramente, respecto al año 2015, los subsectores de Vinos y Preparación y conservación de frutas y hortalizas.

Fuente: Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Informe anual  de la industria alimentaria 2015-2016.

Transversalidad

Esta familia profesional presenta transversalidad con: 

  • Hostelería y Turismo en cuanto a pastelería y repostería.
  • Marítimo-Pesquera, por la manipulación del pescado en barcos congeladores.
  • Química, en temas como son los análisis fisicoquímicos específicos.
  • Sanidad, en cuanto a seguridad alimentaria.
  • Seguridad y Medio Ambiente, en lo relativo al control de calidad alimentaria y aprovechamiento de residuos.

Regulación profesional

En esta familia profesional se reconocen profesiones reguladas. Común a todo el sector, se localiza la actividad regulada de Manipulador de Alimentos.

Se reconocen igualmente las profesiones de Técnico Especialista en Vitivinicultura y Técnico especialista en Elaboración de Vinos. El Organismo regulador es el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Formación Profesional

La Ley Orgánica 5/2002, de 20 de junio, establece que las Cualificaciones Profesionales se acreditan en los títulos de formación profesional y los certificados de profesionalidad, que tienen carácter oficial y validez en todo el territorio nacional. Ver los ciclos formativos (títulos) de FP y los certificados de profesionalidad que acreditan las cualificaciones de esta familia profesional en esta misma web: enlace.

En cuanto a alumnado matriculado en ciclos formativos de FP, distribución porcentual de ocupados por ocupación y otras informaciones de interés, consultar el informe Datos y Cifras para el curso escolar 2019-2020 del Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Cualificaciones

Se han publicado en BOE mediante Real Decreto un total de 27 cualificaciones de esta familia profesional. Ver en detalle en la pestaña "Cualificaciones".

Se está trabajando en la actualización de algunas de ellas. Igualmente se está recogiendo información prospectiva sobre los cambios y tendencias de los diferentes perfiles profesionales que permitan identificar y desarrollar nuevas cualificaciones.